LEVANTARSE TEMPRANO = MEJOR SALUD

Cuando un estudio reciente analizó las diferencias en la salud de personas que se levantaban temprano y los que se levantaban tarde, los resultados parecieron ser bastante desalentadores para estos últimos.

Los hallazgos de la investigación mostraban un incremento en las muertes prematuras, trastornos psicológicos y enfermedades respiratorias de los que no madrugaban, y apoyaban otros estudios que decían que quienes se acuestan tarde tienen más probabilidades de tener problemas de salud.

Pero ¿realmente no madrugar y ser noctámbulo es tan malo? ¿Significa esto que quienes tienen esos hábitos deberían cambiarlos?

“Jet lag social”

Para muchos trabajadores es un escenario familiar: después de luchar para poder dormirte, abruptamente te arranca de tu preciado sueño la alarma de tu despertador.

Para cuando llega el fin de semana estás exhausto y te quedas más tiempo en la cama el sábado y domingo para “recuperar” tus horas de sueño.

 

FUENTE:

http://www.bbc.com/mundo/noticias-44108718

Anuncios

3 CONSEJOS PARA EL DOLOR DE ESPALDA

El dolor de espalda es muy común, pero hay consenso en la comunidad médica de que es mejor evitar recurrir a los medicamentos para tratarlo.

Esto, claro está, siempre que un especialista no recomiende lo contrario.

“Siempre es importante descartar causas específicas como cáncer, infecciones y fracturas, por lo que se debe consultar a un profesional si estás preocupado”, le dice a la BBC el doctor Rangan Chatterjee. dolor de espalda

Pero más allá de ser habitual —la Organización Mundial de la Salud estima que lo sufre una de cada diez personas— y de parecer algo menor, en realidad es una de las principales causas que impiden a alguien trabajar.

“En la mayoría de los casos, el dolor no es causado por nada serio y generalmente mejorará con el tiempo”, explica el Servicio Nacional de Salud británico (NHS, por su sigla en inglés).

l Colegio Estadounidense de Médicos (ACP, por sus sigla en inglés) actualizó sus directrices el año pasado y estableció que los doctores “deberían evitar recetar analgésicos opioides” y sugirieron que antes de que los pacientes tomen antiinflamatorios o relajantes deberían probar terapias alternativas.

Se recomienda seguir algunos de los siguientes consejos:

1. Mantente activo

Los especialistas aseguran que es uno de los pasos cruciales para una pronta recuperación.

“Es probable que descansar durante períodos prolongados empeore el dolor”, afirma el NHS.

Se sugiere realizar ejercicios y estiramientos. El mero hecho de caminar, además de nadar, practicar yoga o pilates también pueden resultar útiles.

Clase de yoga

Pero es necesario tener en cuenta que quien tiene problemas de espalda debe buscar autorización médica a la hora de ejercitarse.

Pilates es una de las mejores vías para ejercitarse sin poner en riesgo los músculos de la espalda.

El yoga puede ayudarte a estirar y fortalecer músculos y mejorar la postura, aunque también es posible que debas modificar algunas posturas si ves que se agravan los síntomas.

Una de las premisas para hacer natación en casos de dolor es que la espalda no sufre por la posición del ejercicio ni por el impacto, como cuando se corre.

En el caso de la bicicleta, se recomienda ir al gimnasio y buscar una que tenga respaldo donde la espalda pueda estar en su posición natural mientras se pedalea.

2. Consulta a un especialista

“La fisioterapia es la piedra angular del tratamiento del dolor de espalda”, asegura la Clínica Mayo, uno de los centros de salud más respetados de Estados Unidos.

Se pueden utilizar una variedad de tratamientos con calor, el ultrasonido, la estimulación eléctrica y las técnicas de liberación muscular.

Acupuntura

Siempre es recomendable que tu médico sea el que apruebe estos tratamientos adicionales una vez que el dolor no cede tras algunas semanas y que seas consciente de los beneficios y riesgos.

Terapias manuales llevadas a cabo por fisioterapeutas, quiroprácticos u osteópatas pueden resultar útiles, apunta el NHS.

La acupuntura y los masajes también pueden servir para aliviar dolores.

3. Tratamientos paralelos

Pequeñas cosas que puedes hacer fácilmente en tu hogar pueden ayudarte, junto a los otros consejos, a hacer más llevadero el dolor hasta que con el paso del tiempo termine por desaparecer.

Entre ellas, los especialistas sugieren dormir de costado con una almohada entre las piernas porque puede ayudarte a que reduzcas la presión sobre la espalda.

Niña en la cama

Y si duermes boca arriba coloca dos, o hasta tres almohadas, debajo de las rodillas.

Aplicar calor o frío sobre la zona afectada también sirve para aliviar el dolor.

“El calor se debe emplear para tratar los dolores de espalda que duran más de 48 horas”, de acuerdo al Colegio Estadounidense de Reumatología (ACR, por su sigla en inglés).

Mantenerte positivo en que al cabo de algunas semanas el dolor pasará, también te va a ayudar.

BBC

Para prevenir el dolor de espalda debes:

  • El ejercicio regular de bajo impacto, que no fuerza tu espalda como caminar y nadar, es una buena opción.
  • Desarrolla fuerza muscular y flexibilidad con ejercicios abdominales, de espalda y a través de estiramientos.
  • Mantén un peso saludable porque el sobrepeso carga los músculos de la espalda.
  • Evita estar sentado durante demasiado tiempo y estate atento a tu posturaal usar la computadora y mirar la televisión.
  • Ten cuidado al levantar cosas pesadas.
  • Asegúrate de que el colchón de tu cama te soporte adecuadamente.

 

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/deportes-43471378

UN SUEÑO SALUDABLE

sueno

Dormir es una función biológica que favorece al aprendizaje y la memoria. Durante el sueño, nuestro cuerpo no solo descansa y recupera energía, sino también consolida las experiencias diarias y las convierte en conocimiento. Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias, explica cómo funciona el sueño.

“Durante el sueño se restauran múltiples funciones del cuerpo. En otras palabras, el sueño no es un proceso pasivo en el que el organismo, incluyendo el cerebro, está inactivo. Al revés”, comenta. Cuando dormimos, durante el sueño, sistemas, órganos y tejidos trabajan.incluso, más que en estado de vigilia.

“El sistema inmunológico o de defensa se fortalece durante el sueño. Esto hace que se multipliquen las células de la defensa o linfocitos y sus productos: los anticuerpos”, explica. Image result for sleeping

En tanto, el médico psiquiatra Humberto Castillo afirma que la importancia del sueño radica en su papel de establecer conexiones entre la memoria de corto plazo y la responsable de los conocimientos mantenidos en el tiempo. “En cada ciclo de sueño hay un momento de relajación y luego hay un momento que es el más activo del cerebro, donde se está procesando esta información”, explica.

El neurólogo David Lira explica que debido a que, biológicamente, las zonas del cerebro se van apagando, el sueño se convierte en un proceso con fases continuas hasta que provee el descanso que el cuerpo necesita. “Existe una zona del cerebro llamada sustancia reticular ascendente, la cual se encuentra en la zona del tronco cerebral posterior. Esta permite el descanso completo. Cuando uno no descansa adecuadamente, esas zonas presentarán fallas”, afirma Lira.

Un sueño saludable cumple con tres características: tener un número adecuado de horas para la edad, además de ser profundo y contínuo. Recuerde que una buena rutina de sueño nos hará más productivos para afrontar el día a día.

 

Fuente: http://vital.rpp.pe/salud/dia-mundial-del-sueno-dormir-saludablemente-fortalece-el-aprendizaje-y-mejora-la-memoria-noticia-1110856

 

LA SOLEDAD Y LA SALUD FÍSICA

Ilustración de soledad, por Rabia Ali

Todos nos sentimos solos en algún momento de nuestras vidas. Para muchos es algo pasajero, pero para algunas personas esa soledad se vuelve crónica.

Varios estudios han vinculado esa soledad crónica y el aislamiento social con una mayor incidencia de enfermedades y un mayor riesgo de muerte prematura.

Los científicos todavía desconocen cual es el mecanismo exacto detrás de esta relación, que no es necesariamente de causa-efecto.

¿Es la soledad la que genera enfermedades o son las enfermedades las que nos hacen estar más aislados?

Pero lo que los estudios sí dejan claro es que la soledad y el aislamiento social están ligados a la enfermedad, no solo mental, sino también física.

Algunos especialistas han incluso sugerido que su impacto sobre la esperanza de vida puede ser equiparable al del tabaco o la obesidad.

Estos son cinco aspectos de nuestra salud física que la soledad puede perjudicar, de acuerdo con estudios científicos:

1. Más riesgo de enfermedades cardiovasculares

La soledad está asociada a un aumento de casi un tercio en el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, como problemas del corazón y derrames cerebrales.

Nicole Valtorta, investigadora de la Universidad británica de Newcastle, estudió este fenómeno y le dijo a la BBC que existen tres potenciales mecanismos para explicar esa correlación.

Mujer triste rodeada de gente. Ilustración de soledad, por Rabia Ali.

Uno es psicológico -la gente que se siente sola con más frecuencia tiene más probabilidades de tener depresión, ansiedad y de sentirse en general más infelices.

Otro mecanismo es biológico -quienes se sienten más solos quizás duerman peor, por ejemplo- y otro es conductual, quizás no hagan tanto ejercicio o fumen más.

Y por supuesto estos tres factores ligados a enfermedades cardiovasculares se pueden combinar e interactuar entre sí.

2. Menos capacidad para combatir enfermedades comunes

Un estudio de las universidades de California y Chicago, publicado en 2015 en la revista especializada PNAS, investigó el efecto celular de la soledad en humanos y en macacos y concluyó que puede suprimir la eficacia del sistema inmunológico.

Los académicos vieron que las personas identificadas como socialmente aisladas tenían un aumento del 12% en la actividad de los genes llamados CTRA, que están involucrados en la respuesta inmunológica.

Amigos de la mano. Ilustración de soledad, por Rabia Ali.

Registraron que tanto en macacos como en humanos esa hiperactividad se manifestaba en niveles más altos de las células blancas que participan en la respuesta inflamatoria y en menores niveles de producción de proteínas inmunológicas antivirales.

La hipótesis detrás de este fenómenos es que los humanos evolucionaron para vivir en grupo, y cuando están aislados durante un período prolongado pueden sentirse inconscientemente amenazados y permanecer en un estado de “hiperalerta”, desencadenado por el sistema simpático.

Ese estado incrementa la inflamación en el cuerpo y reduce nuestra capacidad para combatir infecciones.

3. Presión sanguínea más elevada

Otro estudio de la Universidad de Chicago concluyó que la gente que sufre de soledad tiene más probabilidades de tener una presión sanguínea más alta en el futuro.

La hipertensión está asociada a un mayor riesgo de derrame, ataque al corazón, problemas de riñón y demencia.

El estudio fue publicado en 2010 en la revista Psychology and Aging.

4. Más riesgo de muerte prematura

Margarita perdiendo pétalos. Ilustración de soledad, por Rabia Ali.

El aislamiento social y la soledad están asociados a un aumento del 30% del riesgo de muerte prematura, según un estudio de la Universidad Brigham Young University de Estados Unidos, publicado en 2015 en la revista de la Association for Psychological Science.

La investigación analizó 70 estudios diferentes en los que participaron unos 3.4 millones de personas.

Y concluyeron que, contrario a lo que pueda parecer, “los adultos de mediana edad tienen un mayor riesgo de mortalidad cuando tienen soledad crónica o viven solos que los adultos de mayor edad en esas mismas circunstancias”.

Los autores creen que el estudio de los efectos de la soledad sobre la salud está ahora en la misma fase de investigación en la que estaba hace décadas la investigación sobre el impacto de la obesidad.

Y creen que el problema de la soledad se incrementará en el futuro.

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias-43211917

ENFERMEDADES QUE TE PUEDE TRANSMITIR UN GATO

Las personas que prefieren a los gatos de mascotas resaltan su independencia. A nivel mundial, el 23% de la población vive junto a los mininos, según una encuesta realizada por GFK en 22 países. Si bien hay mitos relacionados a la infertilidad a causa del contacto con gatos, esta no es cierta de acuerdo a los especialistas. Eso sí, los gatos pueden trasmitir enfermedades por parásitos o males relacionados al pelo del animal. Conozca un poco de ellas.

El médico infectólogo Jorge Sullón explica que la toxoplasmosis es la enfermedad más común trasmitida de gatos a humanos.

“Este mal se puede contagiar por contacto con las heces del gato, al limpiar su arena o recogerlas del suelo. Su consecuencia más grave es la ceguera, causada por la inflamación de la retina en uno o ambos ojos. A esa condición se le llama retinitis. La toxoplasmosis es una enfermedad que no tiene cura, pero puede ser controlada por antibióticos”, comenta.

El especialista menciona que esta enfermedad afecta sobre todo a las embarazadas. “Infecta al feto y puede producir encefalitis o problemas en los ojos, con complicaciones que podrían llevar a la ceguera”, afirma.

La infección por bacteria Bartonella henselae se adquiere en humanos por el rasguño o también por la mordedura de un gato. Esta causa inflamación de los ganglios a nivel de cabeza, cuello y extremidades superiores.

“Los pacientes con este mal presentan fiebre, dolor de cabeza, fatiga y pérdida del apetito. No se transmite entre humanos. Casi la mitad de los gatos son portadores de la infección en algún momento”, sostiene.

La rabia es otra de las enfermedades más comunes que puede ser trasmitida por un gato. Se propaga por la saliva infectada a través de la mordedura del animal infectado.

“Es posible eliminar esta enfermedad vacunando a los gatos y evitando sus mordeduras”, afirma Sullón.

En relación a los cuadros de asma, el pelo de gato funciona más como un alérgeno y no tanto como origen de esta enfermedad. “El pelo de los gatos puede incrementar la frecuencia de los episodios de asma. Los niños diagnosticados deben dormir alejados de ellos”, finaliza.

 

Fuente: http://vital.rpp.pe/salud/la-toxoplasmosis-y-otras-enfermedades-que-te-puede-transmitir-un-gato-noticia-1106229

EL “TECNOESTRÉS” Y COMO EVITARLO

Hombre mordiendo cables de computadora.

Son las 7 de la mañana. Te despiertas, consultas el teléfono y observas con estupor la bandeja de entrada de tu correo electrónico, rebosante de emails del trabajo. Solo pensarlo te da escalofríos.

Poco después, suena tu teléfono. Esta vez es un amigo por WhatsApp “¿No recibiste aquel mensaje que envié anoche? ¿No estabas conectado?”, te reclama. ¡Deberías estar siempre online!, le faltó decir.

Si estas situaciones te resultan familiares —y vienen acompañadas de una sensación de ansiedad casi palpable— es muy probable que seas un “tecnoestresado”.

El estrés tecnológico no es nuevo, pero cada vez es más frecuente.

La psicóloga Michelle Weil y el educador Larry Rosen acuñaron por primera vez el término “tecnoestrés” en un libro homónimo de 1997, en el que explicaron cómo el uso continuado de la tecnología puede tener efectos psicológicos, como la adicción.

BBC

¿Cómo afecta el tecnoestrés?

  • irritabilidad, nerviosismo y ansiedad
  • dolores de cabeza
  • trastornos gastrointestinales
  • episodios de frustración
  • falta de concentración
  • dolores de espalda
  • trastornos de sueño e insomnio
BBC

“El tecnoestrés es un problema real y reside en la interacción entre el usuario de la tecnología y la tecnología en sí misma”, explicó un año después en una conferencia sobre el tema la psicóloga Nina Davis-Millis, quien trabaja para el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos.

Davis-Millis dijo que el tecnoestrés es “la condición resultante de tener que adaptarse a nuevas tecnologías” o al hecho de que la tecnología sea “inadecuada”. Pero por aquel entonces el fenómeno apenas acababa de nacer.

Hace ya más de dos décadas todavía no existían ni WhatsApp ni Instagram, ni estábamos tan conectados como lo estamos ahora.

Los peligros de la “conectividad constante”

El gigante estadounidense Microsoft acaba de publicar un informe sobre el tecnoestrés basado en una encuesta a 20.000 trabajadores en más de 20 países europeos.

tecnoestrés

La compañía dice que la tecnología distrae a los empleados en lugar de hacerlos más productivos. Solamente el 21% de los encuestados dijo sentirse “muy productivo”.

Muchos de ellos aseguraron que la cantidad correos electrónicos, mensajes y notificaciones les abruma y les impide concentrarse.

Otros, señalaron que la tecnología que usa su empresa les supone un obstáculo para ser más eficientes.

“Los trabajadores modernos tienen tecnología abundante a su alcance”, se lee en el documento. “Pero esa disponibilidad no se traduce necesariamente en impacto”.

Las eternas actualizaciones y notificaciones en redes sociales hacen a la gente menos productiva, dice la firma tecnológica. Y lo mismo ocurre con otros factores vinculados a la tecnología.

Según la empresa de software, la “conectividad constante” tiene ciertos peligros, y están relacionados con las expectativas de que los empleados deben responder a todas horas a cualquier mensaje.

comprobando el teléfono en el metro

La llamaba “flexibilidad laboral” tampoco ayuda, pues a menudo va unida a la asunción de que la gente que trabaja muchas horas debería ser más productiva.

Pero, ¿cuál es la solución?

“Cultura digital”

De acuerdo con la investigación de Microsoft, la “cultura digital” podría mejorar la productividad de las personas afectadas y ayudarles a gestionar mejor esos efectos.

La cultura digital establece las bases de cómo una empresa usa la tecnología. Por ejemplo, tiene que ver con los sistemas y tipos de software que se adoptan y la formación que reciben los empleados.

También implica un número de “condiciones de apoyo” que permiten aprovechar al máximo esas herramientas.

Eso abarca cosas como los baremos de tiempo apropiados para responder a un email o preguntar a los empleados si están satisfechos con la tecnología que utilizan en su trabajo.

Según el informe, en las compañías con una cultura digital robusta, en torno al 22% de los empleados se siente más productivo.

“Hay que tener en cuenta las consecuencias involuntarias de implementar una tecnología”, le dice a la BBC Cary Cooper, profesor de psicología organizacional en la Escuela de Negocios de Manchester, en Reino Unido, y autor de varios escritos sobre tecnoestrés.

cuerda

“No queremos renunciar a la tecnología porque es muy útil para las comunicaciones, pero no hemos desarrollado buenas pautas sobre lo que es productivo”, añade.

De acuerdo con el especialista, hay todo un nuevo campo de estudio sobre el tecnoestrés en el que se valoran las consecuencias adversas de adoptar nuevos sistemas informáticos.

El psicobiólogo español José María Martínez Seva, autor del libro “Tecnoestrés: Ansiedad y adaptación a las nuevas tecnologías en la era digital” (2011), dice que los inconvenientes generados por las nuevas tecnologías incluyen la pérdida de relaciones personales o la sobrecarga de información.

“En muchos casos, nos hace más dependientes, ignorantes y solitarios”, escribió.

Otros expertos comparten su punto de vista.

Las tecnologías pueden saturar a las personas y hacerles menos productivas porque quedan atrapadas en ellas”, le dice Cooper a la BBC.

Organismos como el Foro Nacional para la Salud y Bienestar en el Trabajo, en Reino Unido, dicen que el flujo constante de emails es uno de los agentes que más perjudican la productividad de las grandes empresas.

Por eso algunas firmas están poniendo un límite al número de correos electrónicos que pueden enviar para no sobrecargar a los trabajadores, asegura Cooper.

“La productividad proviene del intercambio creativo. No funciona cuando la gente se sienta delante de una máquina a enviar emails“.

ordenador

 

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias-42960567

4 COSAS QUE LE VAN A PASAR A TU CUERPO SI DEJAS DE BEBER ALCOHOL

lo-que-ocurre-en-tu-cuerpo-cuando-pasas-un-mes-sin-beber-alcohol-y-es-brutal

Además de ayudar al bolsillo, tiene un impacto positivo para nuestro cuerpo, tanto inmediato como a largo plazo.

Según el servicio de salud pública de Reino Unido (NHS, por su sigla en inglés), entre los efectos inmediatos que puedes notar al reducir el consumo de alcohol están:

  • Encontrarte mejor por las mañanas
  • Sentirte menos cansado durante el día
  • Sentirte más en forma
  • Perder peso o dejar de ganarlo

Pero a largo plazo tu salud también puede beneficiarse de estos 4 cambios:

1. Mejora el sueño

Aunque beber alcohol puede ayudar a una persona a quedarse dormida rápidamente, también puede interrumpir más la segunda fase de sueño más profundo.

Una revisión de estudios de 2013 publicada en la revista científica Alcoholism sobre el impacto del consumo de alcohol en el sueño nocturno, concluyó que “cualquier dosis de alcohol causa una reducción en el período de latencia antes del inicio del sueño, una primera mitad del sueño más consolidada y un aumento de la interrupción del sueño durante la segunda mitad”.

“Reducir el consumo de alcohol debería ayudarte a sentirte más descansado cuando te levantas”, dice el NHS.

2. Un sistema inmunológico más eficaz

Beber en exceso debilita tu sistema inmunológico, haciendo que tu cuerpo sea más vulnerable ante las enfermedades.

Según el NHS, quienes beben en exceso tienden a contagiarse de más enfermedades infecciosas.

Mujer mirando por la ventana

Esto se debe a que el exceso de alcohol interrumpe la producción de citocinas, que son agentes responsables de la comunicación intercelular y son clave para que el cuerpo se pueda defender de infecciones.

Según un informe del Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo(National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism), de Estados Unidos, una producción más lenta de citocinas puede reducir tu capacidad para combatir infecciones hasta 24 horas después de haber estado borracho.

3. Puede mejorar tu estado de humor

Según el NHS, hay un fuerte vínculo entre el abuso del alcohol y la depresión y las resacas con frecuencia hacen que las personas se sientan ansiosas y en un estado de humor bajo.

Si ya tienes ansiedad o tristeza, beber puede empeorar esos sentimientos, así que reducir el consumo puede ponerte en general de mejor humor, dice el NHS.

4. Puede mejorar el aspecto de tu piel

Algunas personas pueden notar mejorías en el aspecto de la piel inmediatamente después de reducir el consumo de alcohol o a largo plazo.

Según la Asociación Estadounidense de Dermatología, el alcohol es malo para la piel: “La deshidrata y con el tiempo la daña. Eso puede hacer que tengamos un aspecto más envejecido”.

 

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias-42635321

 

LONCHERA SALUDABLE

Niños tomando panecillos

Cada vez hay más preocupación entre los padres por la cantidad de azúcar que están consumiendo sus hijos, sobre todo en momentos en que muchos pediatras advierten que la cantidad de calorías que consumen está llevando a problemas de obesidad infantil.

En México, por ejemplo, una encuesta reveló que al menos 4,5 millones de los niños sufren de obesidad. Y en España se estima que el 25% de los niños tiene sobrepeso.

El Reino Unido comenzó el nuevo año con una campaña oficial en la que se insta a los padres a combatir el problema de obesidad infantil limitando las a dos por día, cada una con no más de 100 calorías, sin incluir frutas y vegetales.

Los responsables de la campaña señalan que, al menos en el Reino Unido, la mitad del azúcar que consumen los niños proviene de bebidas azucaradas y de meriendas nada saludables.

Y debido a esto, los niños pueden llegar a consumir hasta tres veces la cantidad de azúcar recomendada.

Entonces, ¿cuáles son los snacks que debemos incluir en las loncheras, y cuáles debemos evitar? BBC Mundo te ofrece algunas opciones.


Las frutas, una buena opción

Mangos

Las frutas son una excelente opción a la hora de preparar las loncheras porque son ricas en fibras y se digieren mucho más lentamente y por tanto su niño se sentirá lleno por más tiempo.

  • Una banana -90 calorías
  • Una manzana -60 calorías
  • Cien gramos de zanahorias, 41 calorías.

Además el azúcar en la fruta es más saludable que la de otras fuentes como las bebidas gaseosas, ya que una porción suele contener no más de 20 gramos de azúcar. Y además tiene fibra y nutrientes como la vitamina C.


Cuidado con esa barra de chocolate

Barras de chocolate

A los niños les encanta, y por eso con frecuencia colocamos barras de chocolate en las loncheras para endulzarles el recreo.

Pero, como snack, es probablemente una de las peores opciones y lo mismo puede decirse de las papas fritas.

  • Una barra de chocolate contiene alrededor de 200 calorías.
  • Cada paquete de papas fritas tiene al menos 190 calorías.
  • Un helado, aproximadamente alrededor de 175 calorías.
  • Las galletas dulces también son una mala idea, ya que contienen 32,8 gramos de azúcar por cada 100 gramos en comparación con 20 gramos de una porción de frutas.

Panes, panecillos y bebidas

Bebidas gaseosas

Controlar la cantidad de pan, tortas y panecillos que colocamos en las loncheras es esencial, ya que por lo general tienen alto contenido calorífico.

Los panecillos son los peores, ya que pueden tener hasta 300 calorías cada uno.

Y hay que tener mucho cuidado con las bebidas gaseosas, ya que cada lata tiene por lo general 138 calorías.

Algunas opciones saludables incluyen:

  • Una rebanada pequeña de pan negro (95 calorías) con un poco de queso bajo en grasa. Pero ten cuidado, porque si le agregas mantequilla puede que pase de las 130 calorías.
  • Las galletas de soda y las de arroz con queso o humus bajos en grasa.
  • Sustituir las gaseosas por agua o leche
Jugos de frutas

Y recuerde que hay que tener cuidado con los jugos de frutas. Los pediatras consideran que la fruta entera es una fuente de vitaminas y nutrientes mucho mejor que los jugos.

Los niños de entre uno 4 y 6 años deberían consumir al máximo entre 118 y 177 mililitros, o un tercio de una lata, y los de entre 7 y 18 años, 236.

Esto para evitar, entre otras cosas, problemas en las caries.

Justine Roberts, fundadora del sitio de internet Mumsnet, señala que la cantidad de snacks que se ofrecen en los supermercados es gigantesca, y muchas veces es difícil para los padres distinguir qué es saludable y qué no.

La campaña británica está dirigida a empoderar a los padres para que tomen decisiones más acertadas a la hora de decidir qué incluir en las loncheras de sus hijos.

Y expertos concuerdan en que campañas como estas podrían ser un primer paso para empezar a combatir el creciente problema de obesidad infantil en el mundo.

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias-42555583

7 RAZONES POR LAS QUE SENTARSE MÁS EN CUCLILLAS Y MENOS EN UNA SILLA MEJORA TU SALUD

Dos hombres sentados en cuclillas.

Una de las primeras cosas que me sorprendió al llegar a India fue la facilidad con que la gente hacía sus actividades diarias sentada en cuclillas. Sobre todo fuera de las grandes ciudades, la gente cocina, se baña, se pone a platicar, esperar e incluso a descansar en esta postura.

Esta forma de cuclillas, sin embargo, es peculiar. La mayoría de la gente lo hace con los talones bien pegados al piso y los glúteos casi rozando el piso. Lo más impactante es que lo hacen desde los más jóvenes hasta los más viejos. Lo hacen de forma tan natural que parece muy fácil y cómodo.

Yo solo logré “descansar” en esta posición recién varios años después de practicar yoga.

Una mujer lavando platos en India.

Cuando empecé a trabajar en una oficina, no hicieron falta ni tres semanas para que me empezara a doler la espalda.

Hablé con varios expertos que coincidieron que “estar sentado en una silla por tantas horas es muy malo para nuestro cuerpo”, en palabras del doctor internista Ronesh Sinha, que se especializa en programas de salud y bienestar para compañías en Silicon Valley.

El doctor Sinha recomienda, en diálogo con BBC Mundo, que se limite el tiempo de estar sentado a intervalos de 20 o 30 minutos. “Incluso en la oficina, cambia de postura todo lo que puedas. Ponte de pie cada tanto, incluso puedes seguir trabajando haciendo llamadas telefónicas o tomando notas”.

Personas trabajando en una oficina.

Estar en cuclillas de vez en cuando y la acción de ponerse en esa posición, la sentadilla, puede ser muy beneficioso para tu salud.

Aquí las razones, según los expertos.

1. Es una posición más activa

“Estar sentado en una silla es una posición pasiva. Estar de cuclillas es mucho mejor, porque activa toda la musculatura que mantiene nuestra corrección postural“, le explica a BBC Mundo Luis Barrio, director del Centro Anicca Terapia y Movimiento en Madrid. Al igual que los otros expertos advierte que esto no quiere decir que eviten todos los problemas de espalda y otras dolencias, pero sí que tienen mucho menor incidencia.

Un hombre sostiene un rollo de papel de baño.

2. Ayuda a defecar con mayor facilidad

Los baños de asiento se extendieron por Occidente a partir del siglo XVI. Pero en Asia todavía muchos de los baños son en el piso, por lo que se tiene que hacer en cuclillas.

Para los defensores de esta posición, la anatomía del cuerpo humano está diseñada para defecar así porque esto permite un mejor ángulo entre el intestino grueso, el recto y el ano, por lo que las heces salen con mayor facilidad. “Es una posición más activa en la cual los esfínteres y suelo pélvico buscan equilibrio entre la presión abdominal y la presión del suelo pélvico”, señala Barrio.

Un bebé

3. Para algunas mujeres, puede ser la mejor postura de parto

Depende de la fase del parto, podría ser la mejor postura, explica Barrio. Dice que cuando el bebé está descendiendo por el canal del parto no sería tan recomendable, pero cuando ya está en la fase de expulsión, es muy recomendable “Por la colocación de la pelvis y el sacro que permiten una apertura mayor para el paso del bebé”

Sin embargo, matiza que el parto es una cosa personal y que cada mujer debería elegir cómo se siente más cómoda.

Kenny Shulman, una partera en Estados Unidos, asegura que las cuclillas es la mejor postura para parir, incluso aunque esto se reproduzca estando acostada sobre la espalda, pero con las rodillas subidas, emulando esta postura. “Esto abre más la pelvis y facilita la salida al bebé. Cuando se está en posición vertical, la fuerza de gravedad también ayuda”, le dice a BBC Mundo.

Pareja haciendo sentadillas.

El movimiento, o ejercicio de ponerse en cuclillas, o las sentadillas, son también muy beneficiosas, explican los expertos.

4. Ayuda contra la diabetes y el control del peso

Tener piernas más fuertes ayuda a prevenir o aliviar los casos de diabetes, explica el doctor Sinha.

“El mismo plato de arroz puede resultar en más o menos nivel de azúcar en la sangre de dos personas, dependiendo de cuánta fuerza tengan en los músculos. El metabolismo de una persona con piernas más fuertes quema más azúcar”, dice Sinha. Aunque matiza que no solo los músculos de las piernas cuentan, pero estos son los más grandes y por lo tanto los que queman más azúcares y grasas.

“Contra la diabetes lo primero que recomiendo es controlar la dieta, pero fortalecer las piernas es lo segundo en importancia”, dice.

Hombre recibiendo fisioterapia.

5. Mejora la postura, el dolor de espalda y cuello

Las cuclillas y las sentadillas ayudan a un rango mayor de movimiento en las caderas, lo que ayuda a quitar presión al cuello y la espalda, explica Sinha. Dice que estar sentados en una silla tanto tiempo endurece los músculos isquiotibiales (los de la parte de atrás de los músculos), lo que provoca dolor en espalda y cuello, entre otras cosas.

La postura de cuclillas “mantiene los tejidos conectivos elásticos y flexibles”, explica el fisioterapeuta español.

El doctor Aaron Horschig demuestra la postura de una sentadilla correcta.

6. Ayuda a tu desempeño deportivo. Aumenta la fuerza en todo el cuerpo

Las sentadillas “cuando se hacen de manera correcta y con un buen programa, incrementarán el poder de los músculos. Eso lo hace uno de los ejercicios fundamentales para los atletas que buscan mejorar su desempeño”, le explica a BBC Mundo Aaron Horschig doctor en fisioterapia del deporte y ex levantador de pesas estadounidense en los Juegos Olímpicos.

7. Aumenta tu expectativa de vida

“Existen muchos estudios que explican cómo la pérdida de músculo y la debilidad está relacionado con la muerte y una menor expectativa de vida“, añade Horschig.

Un estudio del King’s College de Londres encontró en 2015 que el factor más relacionado con una mejor salud del cerebro en la edad adulta es tener piernas fuertes.

Anciana india sentada en cuclillas.

Cómo empezar

Para comenzar a hacer sentadillas el doctor Sinha recomienda: probar cuántas sentadillas puedes hacer por ti propia cuenta. No es necesario llegar hasta los 90 grados de las piernas, sino solo hasta donde estés cómodo. Si es necesario empieza ayudándote con una silla.

Haz 10 por la mañana y 10 por la noche. Conforme vayas ganando fuerza en las piernas pon menos peso en los brazos. Y luego hazlo sin ayuda. Si lo haces sin dificultad, puedes ir poniendo peso.

Un truco es “recordar hacer las sentadillas al relacionarlas con una actividad diaria. Por ejemplo, si te lavas los dientes dos veces al día, ese es tu recordatorio”.

La única contraindicación para las sentadillas, según el doctor Horschig es: “Si tienes una lesión o te estás recuperando de ella. El dolor es como la luz de alarma en el coche. Si lo ignoras y sigues, las cosas pueden empeorar”.

Fuente:  BBC News

DURA BATALLA CONTRA LA ANOREXIA (Testimonio)

Mujer rechazando un plato de verduras

A la madre de Maya se le ha hecho tarde y ya no tiene tiempo para precalentar el horno. Debe darse prisa porque si la cena no está lista a tiempo, su hija se negará a comerla.

La mujer agarra una sartén frenéticamente y se pone a freír sin aceite dos salchichas vegetarianas. Pero Maya ya ha bajado las escaleras y al ver la escena, se queda helada.

“¿Por qué las estás friendo?”, pregunta con una voz llena de pánico. “¡Se suponía que las ibas a hacer al horno!”

Se desata una discusión que acaba con Maya volviendo a subir por las escaleras. La cena se ha arruinado.

Así es la vida de esta familia desde hace dos años, cuando la adolescente empezó a padecer de anorexia.

“Odio tanto mi enfermedad”, confiesa la joven, que lleva casi un año sin ir al colegio.

Ahora, ha decidido seguir adelante y volver a tomar las riendas de su vida. Así que se está preparando en casa para rendir las pruebas de acceso a la universidad en Reino Unido.

Un plato con una arveja y un tenedor

“Estos exámenes son la clave para probarme a mí misma que hay vida más allá de esta enfermedad, que puedo vencerla”, dice.

La posibilidad de no conseguirlo la asusta, ya que la dejaría llena de dudas sobre su capacidad para mejorar y tener éxito.

Estudiar con hambre

Estudiar es todo un reto cuando tienes hambre. Pero si prueba bocado, comienza la necesidad de ponerse a hacer ejercicio.

“La idea de sentarme sin moverme constantemente me causa demasiado estrés“, afirma la adolescente, cuyo nombre ha sido cambiado en este reportaje para proteger su identidad.

Su madre confía en que los exámenes le ayudarán a centrarse en un objetivo y que eso puede resultar beneficioso en su recuperación: “Si le quito esa concentración, creo que estaría completamente perdida”.

“Todo empezó como una cuestión de nutrición“, recuerda Maya. En 2015, le dijo a su madre que quería comer a las 19.00 cada noche y que dejaría de lado el chocolate, los helados y la carne. Su dieta se iba a limitar a los vegetales y el pescado.

Una mujer mirándose en el espejo

Pero pronto comenzó a controlar la cantidad calorías que ingería y, luego, a intentar quemar con ejercicio las pocas que comía.

Maya empezó a perder peso pero nadie se dio cuenta de hasta qué grado. Su madre pensaba que estaba creciendo.

No le contó a nadie que había dejado de menstruar y tuvo que ser un viejo amigo de la familia el que diera la señal de alarma sobre su apariencia enfermiza.

Su médico de cabecera la derivó la hospital, que tardó unos meses en darle cita.

“Fue un día muy estresante”, recuerda Maya. “No nos dimos cuenta qué tan serio fue hasta que me evaluaron”.

Su peso estaba muy por debajo del apropiado. El tensiómetro ni siquiera registraba su presión sanguínea. El doctor pensó que el equipo estaba defectuoso, pero el verdadero motivo era que apenas tenía pulso.

Al borde de la muerte

Se encontraba al límite. Los facultativos le dijeron que era afortunada por estar aún viva.

Su cabello se caía y tenía mucho vello. Una pelusa cubría todo su cuerpo.

Ilustración de una mujer delgada viéndose gorda en el espejo

“Estaba en shock. Sólo quería llevármela a casa para que estuviera sana y salva”, recuerda su madre.

Desde entonces, la familia está envuelta en una guerra de voluntades. La única forma de que Maya se recupere es que coma y suba de peso. Pero ella no quiere debido a la anorexia.

“Es como una pena de prisión“, explica su madre. “Es completamente agotador porque me paso todo el tiempo verificando que tenga la comida correcta”.

La joven debe comer seis veces al día. Cuando su comida no es exactamente como ella esperaba que fuera, entra en pánico y su humor cambia.

A la adolescente no le importa comer algunas cosas como pepinos, manzanas o pan. Pero otras como el helado, el arroz o los queques de chocolate le dan miedo.

Por eso se pasa horas en la cocina discutiendo con su madre sobre comida.

“Hemos escrito un plan de comidas pero estoy tratando de batallar con alguien que es tan inteligente… Es duro”, afirma su madre.

Una mujer haciendo abdominales

“La anorexia es muy manipuladora y retorcida. Cuando le planto cara, Maya comienza a gritar y muchas veces se ha ido corriendo de la casa. Se hace daño a sí misma y usa esto como una amenaza, eso es lo más difícil de todo”, asegura.

Un segundo hogar

Las peleas durante las comidas son terribles y afectan a toda la familia. Al padre de Maya le preocupa tanto la repercusión que esto pueda tener en su hijo pequeño, que evalúa la posibilidad de mudarse y llevárselo consigo para formar un segundo hogar.

“Esta enfermedad es tan egoísta que cuando estoy alterada no pienso en mi familia. Mi hermano se vuelto alguien deprimido y enfadadizo”, admite Maya. “Es una enfermedad dura que te convierte en un monstruo”

Después de dos años sin progreso, su madre se siente estancada. “Me siento inútil y un poco desmoralizada. Cada vez que aparece un pequeño rayo de esperanza, se cierra y todo se convierte en nubes negras, truenos y malos momentos”, comenta.

En abril de 2016, Maya parecía estar mejor así que su madre regresó al trabajo. Pero, de pronto, las cosas empeoraron así que renunció por completo a su empleo para cuidar de Maya a tiempo completo.

Antes de estar enferma, la adolescente era una persona divertida. Tenía muchos amigos y era independiente, capaz, aunque con una vena perfeccionista cuando se trataba de sus estudios.

Una mujer delgada con un pantalón demasiado grande para ella

Pero su madre ha aprendido que fijarse en el pasado no ayuda.

“La gente joven con anorexia tiene que forjarse una identidad completamente nueva. Deben reconstruirse a sí mismos. Les cuesta mucho tomar en consideración su cuerpo, su cara, la apariencia de sus brazos y piernas… todas esas cosas que los demás damos por sentado”, explicó.

Un segundo intento

Esta es la segunda vez que Maya intenta recuperarse y cree que le va bien.

“En comparación a la última vez, mi actitud es diferente y quiero hacerlo. Pero mis padres piensan que no me va bien porque no estoy subiendo de peso”, insiste la adolescente, que se queja de ser juzgada por cuánto pesa.

Pero su madre se ciñe a las pruebas: “No estoy segura de si todavía está tirando todos esos sándwiches que le hago cada día para que los lleve al colegio.”

Al mismo tiempo, no niega que Maya se esfuerce: la promesa de ir a la universidad y ser independiente la mantienen motivada.

“Puede ver que hay vida allá afuera y que está a su alcance“, afirma la madre.

Pero le ha dejado claro a la joven que, saque las notas que saque, si no mejora lo suficiente no podrá ir a la universidad.

Un croissant y un cupcake con una mujer en el fondo

“Creo que podría [recuperarse], es disciplinada, pero la cuestión es si puede mantenerlo”, opina la madre. “La anorexia se cuela entre las grietas. Si se siente mal por culpa de un chico o de un profesor, encontrará una rajadura”.

La atmósfera en casa mejora cuando la familia decide comer por separado.

Pero Maya se rehúsa a probar bocado si sus padres no la vigilan.

Pongo la responsabilidad en ellos porque son ellos los que más se preocupan si adelgazo”, sostiene la adolescente. “Yo no quiero comer seis veces al día”.

Ella quiere que la alaben por cada cucharada que engulle, pero a sus padres les cuesta cada vez más hacerlo. Lo que ocasiona más discusiones.

La universidad

Tras los exámenes, los amigos de Maya se van a celebrar sin ella, que se siente triste y dejada de lado.

“Mi enfermedad me ha transformado en una persona a quien nadie quiere tener cerca“, confiesa.

Durante el verano, sigue las aventuras de sus amigos a través de las redes sociales en vez de participar en ellas.

El pasado mes de agosto, Maya recibió los resultados de sus exámenes. A las puertas del colegio, dentro del carro, se le escapaban las lágrimas antes de abrir el sobre.

Una mujer comiendo una rodaja de pepinillo partida en cuatro

Sus notas eran impecables, lo que le aseguró una plaza en la universidad a la que quería asistir.

“Ella es increíble”, dice su madre. “No sé cómo alguien que esté tan enfermo puede desempeñarse de forma tan asombrosa”.

Pero Maya deberá esperar al menos un año más para irse de casa, ya que la familia decidió que se tomara ese tiempo para concentrarse en mejorar.

A su madre le inquieta lo que ese año pueda traer. “Está muy perdida. Es un poco como si fuera un lienzo en blanco. Y un lienzo en blanco da miedo. Todo está allí afuera pero, ¿por dónde empezar?”

Tras un momento de debilidad, las cosas comienzaron a mejorar. Algunos de sus amigos se tomaron un año sabático y Maya empezó a frecuentarlos de nuevo.

Además, consiguió un empleo.

Si bien a sus padres no les convence la idea de que trabaje a tiempo completo, Maya cree que no tener una actividad la empujaría a hacer ejercicio.

La joven ha comenzado a subir de peso, algo que se está esforzando por aceptar.

“Quiero tener un novio”, confiesa. “Y quiero verme y sentirme como una típica chica de 18 años”.

Maya tiene mucho por delante: relaciones, universidad, trabajo. Pero sólo si consigue superar la anorexia.

 

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias-41441930